El abogado Andrés Gil Dominguez presentó un recurso extraordinario federal para que se expida sobre el tema. Qué dice el Código Penal.

El abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez pidió a la Justicia que declare inconstitucional la criminalización de las mujeres que interrumpen sus embarazos y de los profesionales que las asisten. Su pedido -un recurso extraordinario federal- se refiere a los casos que no encuadran en los causales del aborto legal previsto en el Código Penal. La Corte deberá resolver ahora si una mujer que decide terminar con un embarazo tiene que ser denunciada y hasta ir presa.

Si bien en los últimos cien años prácticamente no hubo condenas a mujeres que se practicaron abortos punibles, en estos meses se llegó a impedir el aborto legal a dos niñas violadas. Y esta semana, los médicos que ayudaron a una de estas niñas a terminar con el embarazo fueron denunciados.

“Los casos de estas niñas son tremendos. Y el nivel de violencia de los antiderechos es impresionante. Eso me motivó a hacer esta presentación ante la Justicia”, explicó Gil Domínguez.

Gil Domínguez también pidió que “se declarase la inconstitucionalidad e inconvencionalidad de los artículos 85.2 y 88 del Código Penal por cuanto al penalizar e impedir que una mujer pueda acceder a la interrupción voluntaria del embarazo en las primeras doce semanas de embarazo se conculca la libertad de intimidad (art. 19 de la Constitución argentina), el principio de razonabilidad y proporcionalidad (art. 28 de la Constitución argentina) y las condiciones de vigencia dinámicas establecidas por los órganos de aplicación e interpretación de los Instrumentos Internacionales sobre Derechos Humanos que ostentan jerarquía constitucional (art. 75 inc. 22 de la Constitución Argentina)”.

Delito contra la vida

Los artículos que el abogado pide que se declaren inconstitucionales hablan de los “Delitos contra la vida”, y son los que estipulan las penas. El 85.2 dice que quien “causare un aborto será reprimido… Con reclusión o prisión de uno a cuatro años, si obrare con consentimiento de la mujer. El máximum de la pena se elevará a seis años, si el hecho fuere seguido de la muerte de la mujer. Y el 88 sostiene que “Será reprimida con prisión de uno a cuatro años, la mujer que causare su propio aborto o consintiere en que otro se lo causare”.

fuente. clarín

Comments

Comentarios