El intendente de Las Talitas, Carlos Najar
El intendente de Las Talitas, Carlos Najar

El municipio talitense, conducido por Carlos Najar, sigue a pie firme fuera del Pacto Social y con más énfasis en fortalecer la autonomía natural de las jurisdicciones municipales. Los logros en lo que va de la gestión.

Si hay una asignatura pendiente para los municipios en este año del Bicentenario de la Independencia, es lograr autonomía y trabajar sin condicionamientos por parte del Gobierno provincial. Los doce años de “alperovichismo” han dejado, como legado difícil de eludir, el llamado “Pacto Social”, en el que los municipios tienen garantizada la planilla salarial, pero no pueden tomar decisiones sobre la planta funcional o sobre cuestiones relacionadas con el manejo de los recursos.
La actual gestión de Juan Manzur, ha seguido en parte esa tradición, con un poco más de flexibilidad. La casi totalidad de los municipios firmaron la continuidad en el “Pacto Social”. La única municipalidad que prefirió mantenerse con sus propios recursos de coparticipación fue Las Talitas.
Consultado sobre el reintegro en cuotas por parte de la Nación a la provincia, del 15% que se le descontaba en concepto de coparticipación (3% corresponde a municipios), el intendente talitense, Carlos Najar, celebró que eso se dé de esa manera, porque los recursos que le corresponden a su municipio le llegarán sin condicionamientos. “Cuando decidimos no ingresar al Pacto Social, queríamos asegurar la autonomía, el manejo de los recursos, el control de los gastos, el aumento de la productividad y el desarrollo de nuestra ciudad”, expresó el intendente en diálogo con Diario Cuarto Poder.
Sobre la llegada de esos recursos, el titular del Ejecutivo talitense proyectó: “estos ingresos nos darán tranquilidad hasta las paritarias de 2017. Tenemos garantizado el pago de sueldos y el funcionamiento hasta febrero del año próximo”.

El intendente de Las Talitas, Carlos Najar
El intendente de Las Talitas, Carlos Najar

Financiamiento y desarrollo
En cuanto a las ventajas de la falta de condicionamiento que implica no estar en el Pacto Social, Najar explicó que avanza en dos proyectos con financiamiento del Banco Mundial (BM), de 50 y 70 millones de dólares cada uno, para el desarrollo del Parque Industrial y del Sector Comercial.
Además, del desarrollo de zonas vulnerables, a través de la Secretaría de Vivienda y Hábitat de la Nación, encabezada por Domingo Amaya. “Eso posibilitará mejorar la calidad de vida de los asentamientos Virgen del Valle y Virgen del Huerto, y Las Tipas y Primero de Mayo, en la zona de El Colmenar”, expresó el intendente, quien agregó que “si mejoramos la infraestructura de esos asentamientos, no sólo le damos dignidad a esos vecinos sino que alcanzamos una real inclusión. Cuando llueve, los chicos de esos lugares no van a la escuela, porque llegan embarrados y son víctimas del bullyng. Queremos que tengan más calidad de vida y que ello dependa de las decisiones y los convenios que pueda hacer el municipio sin estar pidiendo permiso a la provincia a cada rato”.

Refinanciación de la deuda
Sobre el particular, Najar se sumó al deseo de varios intendentes de la provincia, que pretenden que se les otorgue plazos y condiciones similares a las que la provincia concedió a San Miguel de Tucumán. En ese sentido, la Legislatura provincial aprobó una iniciativa para que el Poder Ejecutivo provincial brinde posibilidades de refinanciación de las deudas que tienen los municipios. La noticia fue muy bien recibida por los titulares de las jurisdicciones municipales, que no se conforman sin embargo con la renegociación de sus deudas en mejores condiciones y plazos, sino que avanzan en el pedido de inclusión de otros impuestos, como Ingresos Brutos, en el reparto de los fondos que provienen de la coparticipación nacional que recibe Tucumán.

Otros adelantos

El intendente Najar destacó varias mejoras en lo que va de la gestión. Una de ellas tiene relación con hechos de justicia con los empleados, muchos de los cuales tenían sueldos desactualizados y se encontraban en una situación precaria, con sumas fijas. Esta situación se mantenía en muchos de los casos desde hace 20 años. Najar ejemplificó que “había empleados que ganaban apenas 1350 pesos y ahora perciben 9 mil pesos. Todas las gestiones anteriores prometían mejorarles la situación y ninguna lo hizo. El 30 por ciento de los empleados tenían el problema de las sumas fijas, de ellos se ha solucionado hasta el momento el 60%, por lo que creemos que en poco tiempo podremos resolver la situación de la totalidad”.

También se compró maquinaria como una mini cargadora, tractor y camionetas para la flota municipal. “Queremos ofrecerles a los vecinos mejores servicios y por eso los empleados tienen que estar en mejores condiciones y contar con las herramientas necesarias. Hemos puesto a la gestión como prioridad número uno desde que asumimos. Me considero un administrador, porque esa es la responsabilidad que los vecinos pusieron en mis manos”.

Comments

Comentarios